Estar atento a las maravillas que nos rodean.

Cuantas veces pasa en la vida que estamos frente a una oportunidad única y no la vemos
La historia del video de abajo- El cantante de la estación de metro estaba cantando canciones de Phantom of the Opera (el Fantasma de la Opera) en el Covent Garden en Londres cuando, por casualidad, la estrella del escenario del Fantasma de la Ópera, Sarah Brightman, se detuvo a escuchar. (Para tu información: Sarah Brightman, en ese entonces entonces era esposa de Andrew Lloyd-Webber, quien es el creador de la música – Y ella interpretó al personaje Christine en la producción original de El Fantasma de la Ópera). Impresionada por su maravillosa voz, se unió a él espontáneamente para un dúo improvisado. Fíjate cómo pocos transeúntes se dieron cuenta del hermoso, breve e increíble concierto que se estaban perdiendo al no detenerse. Nótense también la impresionante reacción del cantor callejero cuando se percató de la fabulosa voz que se le había sumado.
Estos son momentos que hacen la vida tan especial

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.