Atilio al médico

Señor, necesita esa glicerina. Ya sé que lo sabe, pero si no la consigue, mi amor se morirá, y si se muere… para mi toda esta puesta en escena, el mundo que gira y gira, pueden desmontarlo y llevárselo. Pueden desclavarlo todo, enrollar el cielo y cargarlo en un camión, y luego pueden apagar esa luz preciosa del sol que me gusta tanto tanto… ¿sabe por qué me gusta tanto? Porque ella me gusta iluminada por la luz del sol, tanto… Se lo pueden llevar todo… alfombras, las columnas, palacios, la arena, el viento, las ranas, el granizo, las siete de la tarde, mayo, junio, julio, la albahaca, las abejas, el mar, los calabacines, los calabaciones… encuéntreme la glicerina… encuéntremela, encuéntremela…

Aportes de Mc Namara Raul

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.